Fuentes de la industria y datos de Refinitiv Eikon, dieron a conocer que la estatal venezolana PDVSA aumentó este mes las exportaciones petroleras a Cuba para aliviar la escasez de combustible en la Isla, desafiando sanciones de EEUU contra firmas navieras involucradas en el comercio bilateral, reporta Diario de Cuba citando información de Reuters.


El martes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso nuevas sanciones a cuatro navieras y embarcaciones que trasladan crudo venezolano a la Isla.

Estas sanciones son adicionales, a las que se aplicaron a inicios de 2019 para detener el flujo de petróleo hacia el país comunista.

Washington ha incrementado aún más la presión sobre el Gobierno del dictador Nicolás Maduro, a medida que el régimen de Caracas insiste en continuar colaborando con La Habana.

Datos y fuente revelan que dos embarcaciones zarparon esta semana desde los puertos de PDVSA y al menos otras nueve hacen fila para cargar crudo y combustibles con destino a Cuba.


La estatal venezolana ha exportado 119 mil barriles por día (bdp) de crudo y combustible a la Isla en lo que va de año, frente a 70 mil bdp en agosto.

Ni el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), ni PDVSA han respondido a una solicitud de comentarios.

PDVSA actualmente utiliza gran parte de su propia flota, para transportar crudo a la Isla.

Según datos, las embarcaciones Petion y Sadino, propiedad de una empresa conjunta entre Venezuela y Cuba, Transalba, también están cubriendo la ruta.

Otros tanqueros como Ícaro, Yare, Paramaconi, Terepaima, Manuela Saenz y Luis Cáceres de Arismendi, la mayoría en aguas venezolanas desde hace años, están cargando crudo, diesel y gasolina a Cuba.

De acuerdo al régimen cubano, luego de que EEUU sancionara a varias firmas marítimas por llevar petróleo a Cuba, la Isla ha enfrentado dificultades para encontrar buques, y las compras a proveedores distintos a Venezuela se han reducido particularmente en los últimos meses.