Científicos cubanos trabajan en una nueva vacuna contra la peste porcina clásica, que suponen tenga más del 90 % de efectividad.

La vacuna, nombrada Porvac, es desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Camagüey (CIGB), creado en 1989 a poco más de 300 millas al este de la Habana, y se espera que salga en breve al mercado.

Jesús Zamora, director del CIGB, comentó a la prensa que en el primer trimestre de 2017 estarán en disposición de obtener el registro del Ministerio de la Agricultura cubano para su venta.

También se conoció que la institución realiza ensayos clínicos de un fármaco para el tratamiento del cáncer de próstata en estado avanzado.