Universitarios cubanos en EEUU se reunirán este jueves en la Torre de la Libertad en Miami en apoyo al MSI/Imágenes tomadas de Miami Diario y archivo

Un grupo de jóvenes universitarios cubanos en Estados Unidos se reunirá este jueves 3 de diciembre frente a la Torre de la Libertad en Miami a las 7:00 pm, los estudiantes de diferentes universidades en el país convocan a manifestaciones públicas en Miami, para apoyar al Movimiento San Isidro, recoge Diario Las Américas.

A través de una proclama firmada voluntariamente por más de cien estudiantes exigen «respeto hacia la sociedad civil y el cese de la represión policial a quien disiente» en Cuba, «así como la liberación de todos los presos políticos y de conciencia, incluyendo a Denis Solís».


En otra parte del texto, los jóvenes rechazan «cualquier método de censura, difamación o intimidación ejercida desde el poder hacia integrantes del MSI y la sociedad civil cubana».

«Recordamos que al Cuba ser firmante de la Declaración de Derechos Humanos, el gobierno es responsable de garantizar la libertad de expresión, de prensa, de asociación y de movimiento. Pedimos, por ende, que cese la persecución y la censura contra los medios independientes», añaden.

En conversacion con el diario miamense, Hansel A. Caudales Vázquez, estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Georgetown, dijo «que es un compromiso de las nuevas generaciones de cubanos unirse y aportar todos en la lucha por la libertad de Cuba y la reconstrucción del país».

«No es función de ningún estado o institución definir el arte ni regular quienes son artistas, como tampoco promover campañas de descrédito hacia artistas independientes y grupos opositores», explican en el documento sobre la negativa de diálogo por parte de las autoridades cubanas.


«Todas y cada una de estas medidas de carácter divisor por parte del gobierno cubano contrastan diametralmente con el mensaje unificador del MSI», indican.

«La sociedad cubana debe escuchar los reclamos de sus jóvenes. Es hora de reconciliarnos con el pasado, cicatrizar las heridas, abogar por la unión familiar y crecer juntos hacia una sociedad democrática y pluripartidista», agregan.

«En Cuba no sobra nadie, y faltamos todos los cubanos de la diáspora que también queremos participar en la construcción de un futuro de amor, donde el discurso gubernamental no sea de odio y miedo hacia el que disiente, sino de conciliación y justicia», concluyeron.