Unas 22 personas procesadas ante los tribunales en Holguín por resistirse a fumigar sus casas (Imagen de archivo)

Unas 22 personas procesadas ante la Fiscalía de Holguín, tras 11 denuncias por el delito de propagación de epidemias vinculadas con la proliferación del dengue en la Isla, informa Diario de Cuba.


Entre los acusados, se encuentran mayoritariamente personas que se han negado a permitir la fumigación en las viviendas, o por no esperar el tiempo requerido para abrirla, tras haberse fumigado.

Además otras acusaciones están orientadas a la resistencia a la hora de cumplir las indicaciones ante la detección de un foco de mosquitos, oponerse a las labores de higienización ante condiciones de insalubridad, entre otras la negación a internarse en un hospital ante los síntomas de la enfermedad.

Tres personas en Holguín también han sido acusadas por agredir físicamente o intimidar a operarios, funcionarios y otras personas vinculadas a la campaña antivectorial del Gobierno, dio a conocer originalmente CubaNet.

A lo largo de 2019, las autoridades han aplicado multas administrativas a ocho personas, por cantidades que oscilan entre los 200 y los 2.000 pesos cubanos, luego de dos denuncias de agresión en los municipios holguineros de Rafael Freyre, Moa y Banes.


El reporte indica que los tribunales locales han impuesto una sanción de trabajo correccional sin internamiento, una de limitación de libertad y una multa. Sin contar que otras seis denuncias se encuentran en fase de investigación.

Una serie de medidas orientadas a multar, procesar y encarcelar, fueron publicadas a inicios de octubre por la Fiscalía Provincial de La Habana. Las mismas están dirigidas a quienes «contribuyan con sus acciones y negligencia a la propagación de enfermedades», incluido el dengue.

En el mismo orden, en toda Cuba es aplicable la que se considera la medida más dura, que consiste en condenar de tres meses a un año de cárcel a quienes «se nieguen a recibir la atención médica o familiar o que inciten a no recibir esta o al ingreso hospitalario», detalla Diario de Cuba.

La sanción es para las personas que contraen dengue o zika, y prefieren no acudir al policlínico u hospital, evadiendo un ingreso.

Hay que recordar que muchos cubanos evaden someterse a las condiciones higiénico sanitarias con las que cuentan los centros de salud en el país, por temor a salir contagiados con otra infección.