Los bañistas de Florida quedaron boquiabiertos cuando vieron una serpiente cascabel aparecer entre las olas y luchar en la arena.


Rhonda Saunders estaba en la playa con sus hijas el martes cuando ella y otros vieron a la serpiente luchando por mantener la cabeza fuera del agua. Saunders dijo que una multitud se reunió para observar cómo la serpiente se abría camino hacia la orilla, luciendo muy débil. Saunders dijo sintieron pena al verla, pero que no tenían intenciones de ayudarla.

Los testigos dijeron que era una serpiente cascabel de diamantes. Los oficiales de vida silvestre no han confirmado qué tipo de serpiente era.

El periódico Pensacola News Journal informa que el control de animales llegó a la escena y utilizó una red para ayudar a la serpiente a salir del agua y ponerla en un portador. La serpiente no se defendió.