El hecho de que un hombre sin hogar que usa sus últimos 20 dólares para ayudar a una mujer varada de Nueva Jersey a comprar gasolina fue toda mentira. Todo fabricado para que extraños donaran a una cuenta de GoFundMe con la cual la mujer y su novio ayudarían al hombre sin hogar por su nobleza. Cuenta que recuade más de $ 400,000 dijo un fiscal este jueves.

El fiscal del condado de Burlington, Scott Coffina, anunció cargos criminales contra la pareja que contó la historia a periódicos y estaciones de televisión junto con el hombre sin hogar que conspiró con ellos para contar la historia que se volvió viral.

Dijo que el dinero, donado al indigente Johnny Bobbitt, se reembolsará a las personas que vieron la historia y contribuyeron a él a través de una página de GoFundMe creada por la pareja, Mark D’Amico y Katelyn McClure.

«Toda la campaña se basó en una mentira», dijo Coffina. «Era ficticio e ilegal y hay consecuencias».


Bobbitt fue arrestado el miércoles por la noche por oficiales en Filadelfia y permaneció bajo custodia el jueves por detención preventiva y una fianza de $ 50,000. Se dejó un mensaje con un abogado anterior de Bobbitt.

D’Amico y McClure se entregaron a las autoridades la noche del miércoles y fueron liberados. Su abogado dijo que no tienen comentarios. Todos fueron acusados ​​de robo por engaño.

Los investigadores buscaron en la casa de D’Amico y McClure en Florence, Nueva Jersey, en septiembre, luego de que surgieran preguntas sobre qué sucedió con el dinero que recaudaron para Bobbitt. En septiembre las autoridades aun no sabian que todo habia sido fabricado, solo seguian una investigacion tras quejarse Bobbitt de que la pareja se estaba quedando con el dinero.

El fiscal ahora confirma que casi ninguna parte de la historia era cierta. McClure no se quedó sin gas. Bobbitt no la vio en problemas y le dio dinero.

Menos de una hora después de que la pareja configuró la página para solicitar donaciones, McClure envió un mensaje de texto a un amigo reconociendo que la historia estaba «completamente inventada».

Los fiscales comenzaron a investigar después de que Bobbitt afirmara que no estaba recibiendo el dinero que había recaudado en su nombre. Más tarde demandó a la pareja.

No está exactamente claro qué pasó con el dinero, aunque el abogado de Bobbitt ha dicho que todo se ha ido.