Una edición digital de Vozpópuli asegura que una empresa pública española programa la creación de un mercado de abastos en Cuba, con la autorización obviamente del gobierno cubano, pero el medio de prensa no tiene los pormenores del proyecto, sin embargo se sabe que hay un convenio firmado entre ambas partes.


“La Administración española lleva cerca de cuatro años trabajando en la idea, que a mediados de este año culminó con la firma de un acuerdo en virtud del cual Mercasa recibiría financiación estatal para realizar un estudio sobre la viabilidad de Mercahabana. Todo ello con autorización del Gobierno cubano”, indica el citado medio.

El digital diario español consultó fuentes que han sido partícipes en los inicios del proyecto Mercahabana. Durante los últimos años han sido muchas las visitas de representantes de Mercasa a Cuba, y de autoridades de la Isla a España, asegura la prensa española.

“A mediados de año se acordó que el Estado español financiaría a Mercasa la elaboración de un estudio de viabilidad sobre la construcción de un mercado de abastos en La Habana. Se firmó con el consentimiento del Gobierno cubano; se redactó la ubicación y la ejecución del proyecto”, afirman.

El primer mercado se ubicaría en la capital del país, La Habana, pero se prevé la ejecución de otro en Santiago de Cuba.

“Se trata de exportar a Cuba la estrategia pública española de la distribución de alimentos”, apuntan.


Se considera un proyecto relevante “para las empresas españolas», aunque defienden que «sobre todo (…) para el pueblo cubano”.

“Mercahabana abriría posiblemente oportunidades de negocio para las empresas españolas de transporte, de alimentación, para sectores que ahora no podemos predecir”, sostienen.

Según Vozpópuli, el proyecto ha sufrido retrasos, puesto que varios ejecutivos de Mercasa han estado envueltos en casos por corrupción. La compañía tuvo que ser reestructurada, pero los funcionarios afirman que la idea sigue en pie.

Mercasa es una empresa pública de la Administración del Estado español, cuyos accionistas son la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales y el ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Fondo Español de Garantía Agraria.

En Cuba no existen los mercados mayoristas, los cuentapropistas se quejan de la ausencia de estos, pues la carencia obstaculiza la eficiencia en los negocios.

El sector privado acude a los comercios estatales donde se venden los recursos a precios minoristas, además de las políticas de no acaparamiento que están prescritas por el régimen cubano. Y muchos de ellos buscan lo que no pueden hallar de forma legal, en el mercado negro, productos como mariscos, carne de res y otros que son difíciles de encontrar en los mercados estatales cubanos, resultado de la escasez y de los altos precios de estos establecimientos del Estado cubano.

(Con información de Diario de Cuba)