Una decena de asociaciones médicas mexicanas se oponen y desaprueban la contratación de profesionales de la salud cubanos/Imagen de archivo

Rechazo a los médicos cubanos que trabajan en México para enfrentar el Covid-19, tres federaciones, una sociedad, dos colegios y una confederación de profesionales de la salud mexicanos enviaron una misiva este fin de semana al presidente Andrés Manuel López Obrador, para expresar su «profunda desaprobación y enérgica protesta» por pagar con dinero público a 585 galenos de la Isla, lo que consideran como «una falta grave en contra» de los médicos nacionales, informa Diario de Cuba.


Según el texto de la carta, la contratación de cubanos, por lo que el Gobierno mexicano ha pagado al régimen de La Habana 6.2 millones de dólares, «no representa ningún beneficio para la atención de nuestra población y sí es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país», lamentaron los profesionales del país azteca, en contra del acuerdo de AMLO con Miguel Díaz-Canel.

«Estos médicos extranjeros no reúnen las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificadas, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de profesionistas. Su intervención no ha representado ningún beneficio para la atención de nuestra población y sí es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país», agregaron.

Según las autoridades de salud mexicanas, sus colegas cubanos son «médicos generales sin especialidad», quienes han sido ubicados «en diferentes áreas hospitalarias, o solo de apoyo en consulta, transgrediendo la funcionalidad en los hospitales asignados».

Resaltan también «que, en México, todos los médicos generales o especialistas contamos con documentos y certificados de idoneidad para nuestra práctica, normatividad que se ve vulnerada, por el decreto que le permite a personal médico carente de esta certificación ejercer dentro de la República Mexicana».


Los médicos mexicanos firmantes de la carta, está «indignados» porque creen firmemente que se les ha relegado de manera injusta, «privilegiando a médicos extranjeros, desconociendo la capacidad académica de nuestras universidades».

«Es una injusticia privilegiar a los extranjeros sobre los médicos mexicanos, que cumplimos con todos los requisitos establecidos por la Ley de Profesiones y la Ley General de Salud», añadieron.