Una de las principales atracciones turísticas de Navidad, el famoso árbol navideño de la Casa Blanca ha quedado clausurado, a causa del tercer día consecutivo del cierre parcial de la Administración, que ha dejado sin fondos al 25% de los servicios gubernamentales, dio a conocer MiamiDiario.


«Área Cerrada. Debido al lapso en los fondos federales, el Árbol de Navidad se encuentra cerrado», es el cartel que cuelga en la baranda de hierro que lo separa del público.

Un visitante explicó a Efe que su familia tenía planeado visitar el abeto navideño desde hacía tiempo, porque le habían contado todos los secretos del árbol, desde adornos diseñados por niños en EEUU hasta la estrella dorada de cuatro puntas que se encuentra en la cima.

El abeto del que ahora no puede disfrutar el público, por el cierre de Gobierno, cuenta a su alrededor con 50 pequeños árboles, uno por cada estado del país, todos lucen ornamentos que han diseñado niños de todo EEUU, con detalles sobre la historia, la cultura y las tradiciones de cada rincón de Estados Unidos.

«Queríamos verlo, era importante para nosotros porque representa a nuestro país, representa a los estados que hacen parte de EEUU. ¿Ves los pequeños pueblos que están dibujados en los adornos? Eso lo han hecho niños como mi sobrina y queríamos que lo viera, esas cosas son importantes», añadió el turista.


Las turistas opinan que los demócratas deben rendirse ante la petición del presidente Donald Trump e incluir en el presupuesto fondos para el muro con México.

«Este es un tiempo de unidad y de amor, de cuidarnos y respetarnos. Y hemos destruido todo eso por declaraciones políticas. Es ridículo. Me dan ganas de acercarme a la Casa Blanca, tocar a la puerta y decir: ‘Señor Presidente, arregle esto'», comentó la estadounidense.

Donald Trump volvió a pedir que los demócratas incluyan en el presupuesto fondos para el muro, una de sus principales promesas de campaña.

El presidente pidió al Congreso la semana pasada 5.000 millones de dólares para el muro, pero los demócratas se niegan, y por ahora solo están dispuestos a destinar 1.300 millones a seguridad fronteriza.

El jueves, el Senado, que lleva esta vez el liderazgo en el presupuesto, intentará reabrir la Administración, pero el domingo antes de Navidad, Mick Mulvaney, director de presupuesto de la Casa Blanca dijo que las negociaciones no están avanzando, y que el cierre de gobierno pudiera llegar a enero de 2019, cuando asumen su cargo los congresistas elegidos en las legislativas de noviembre.