Una cubana paciente de cáncer lleva cuatro meses varada en la Isla, su familia en Hialeah está desesperada/Captura de pantalla, Telemundo 51

Mayda Urgelles, una cubana enferma de cáncer viajó a la Isla por 15 días, y lleva cuatro meses varada en el país caribeño, quedándose atrapada por el cierre de la pandemia de Covid-19, su familia en Hialeah está desesperada por conseguir que la isleña pueda regresar a EEUU, informa Telemundo 51.


Urgelles fue operada de cáncer en un seno, y sufre de hipertensión, explica su esposo.

«Necesito el tratamiento, se me agotó. Tengo un catéter y tengo que destupírmelo cada 2 meses y mira que tiempo tengo. Me tiene muy nerviosa», reveló Mayda.

Su esposo cuenta que Mayda ha caído en un estado depresivo, debido a la situación que tiene, «desesperada por venir, por regresar para poder seguir su tratamiento médico», puntualizó.

«Ya he ido dos veces a la Embajada y lo que me dijeron es que llenara un formulario para ver como me podía ir en los vuelos humanitarios y no me dan respuesta», detalla Urgelles.


Su familia en Hialeah se siente impotente, sin poder hacer nada, su esposo asegura no se siente bien, «pienso mucho en mi señora. Ella tenía pasaje de regreso para Miami el día 26 de marzo, fue hasta La Habana y cuando iba a abordar el vuelo, le dijeron que no», precisa.

Los ciudadanos estadounidenses han sido priorizados en los vuelos humanitarios, que hasta el momento ha gestionado la Embajada de Estados Unidos en Cuba.

«Ella es residente de este país, tenemos 5 años de haber llegado a este país», comentó el esposo.

«Pido ayuda a la Embajada de EEUU en Cuba, a ver de que forma me pueden mandar en esos vuelos humanitarios», expresó Urgelles.

El viernes pasado llegó a Fort Lauderdale, Florida, el último programado, no hay más vuelos chárter programados hasta el momento, pero el Consulado declaró que «continuará explorando opciones para la repatriación de los ciudadanos estadounidenses que no viajen en este vuelo pero que deseen regresar a casa».

Mayda tiene otro impedimento para regresar a Miami, y es que al ser residente en Cuba, el régimen de La Habana tiene que autorizarla a viajar, ese es el protocolo impuesto en el contexto de la pandemia.