El fenómeno de El Paquete en Cuba, ya popular dentro de la Isla, y fuera, es estudiado por una joven antropóloga extranjera que quiso estudiar este tema, y su impacto en la población.


Un mercado competitivo en los barrios cubanos se ha originado por la demanda de lo que suministra el famoso “Paquete”, que distribuye contenidos de las televisoras extranjeras, como realitys shows, telenovelas, programas musicales, entre otros.

En la Universidad Internacional de la Florida, en una conferencia auspiciada por el Centro de Estudios Cubanos, la antropóloga británica, Jennifer Cearns, ofreció una charla sobre el tema.

La experta habló para Martí Noticias: “Y son tantos quienes lo consumen que ha creado un mercado, y aquellos que ofrecen una mayor cantidad de opciones, o entregue a domicilio, en horarios específicos resaltan en la competencia”.

“Creo que la parte más interesante de la distribución de El Paquete, que no he visto en ningún otro lugar, es que es muy personalizada al cliente, se basan mucho en la demanda”, dijo la antropóloga.


Por lo que se puede inferir que aún sin conocer las bases del capitalismo, y de la oferta y la demanda, muchos cubanos de manera instintiva utilizan las mismas herramientas.

Los paqueteros saben y conocen los gustos y necesidades de sus clientes, y esto es lo que ha generado gran auge de la comercialización de este producto en Cuba, sabiendo que la televisión estatal aburre a la gran mayoría, puesto que sus estándares están desfasados.

La estudiosa inglesa dice que el fenómeno del “Paquete” es bien conocido dentro de la población, y va en sintonía con el concepto cubano de “conseguir, resolver o luchar”.

El Paquete sale el lunes en La Habana, y se distribuye por el resto del país, las memorias flash viajan en autobús, tren o cualquier tipo de transporte para llegar a sus destinatarios.

Jennifer Cearns, dice que llegó a ver la entrega de El Paquete, en una finca cafetalera cubana en un caballo.

La antropóloga también halló una posible conexión del Paquete entre Miami y la Isla, recorriendo las calles de Hialeah descubrió que el Paquete tiene demanda.

“No estoy tan segura que tan común es, he encontrado un par de casos hasta el momento, pero sí he hablado con algunas personas que llegaron hace poco, que en Cuba veían una programación variada de Estados Unidos, o Gran Bretaña, Corea del Sur, o Japón, y por supuesto aquí en Estados Unidos eso puede ser un poco más caro. Ya he hablado con un par de personas acá que le piden a los familiares que les traigan copia del Paquete, cuando vienen para Miami, para poder ver documentales de la BBC, por ejemplo”, explicó la experta.