Un residente en Boynton Beach de 43 años, fue inculpado de dispararle a otro hombre con una escopeta de cañón, ambos residían en el mismo edificio de apartamentos.


El martes, Rodney Askins fue arrestado y trasladado a la cárcel del Condado Palm Beach con una fianza de $100,000 tras ser acusado de agresión con agravantes con un arma de fuego y posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto.

El agresor estaba en libertad condicional desde el año 2013, luego de que fuera acusado de robo y de agresión con agravantes.

En la noche del 12 de enero comenzó el incidente entre vecinos, aproximadamente a las 10 de ese viernes, comentó el agredido, Brandon Rahming a la policía de Boynton Beach, según testimonio, Askins tocó la puerta de su apartamento en el 404 NE 10 Avenue para quejarse del volumen de la música que él escuchaba.

Según Rahming de 36 años, le pidió al vecino que volviera a su apartamento, y lo siguió hasta su vivienda, porque parecía estar borracho.


El hombre dijo a la policía que regresaba a su casa, cuando vio al agresor acercársele con un revólver.

Ante la amenaza, Rahming le quitó el revólver a Askins; los dos forcejearon y el arma se disparó, sin embargo nadie salió herido.

De repente la madre de Askins, Mae Ruth Wright salió de su vivienda con una escopeta de cañón, y le apuntaba, dado que él tenía sujetado al hijo, y él lo soltó.

De acuerdo a lo que contó a las autoridades, Askins le quitó la escopeta a Wright, Rahming salió del edificio y cuando se acercaba a Martin Luther King Boulevard, escuchó a Askins dispararle con el arma varias veces.

El herido llamó a la policía, y los agentes se percataron de las heridas que sufrió en el cuello y la espalda, las mismas eran “consistentes con el calibre de la escopeta”.

(Con información de El Nuevo Herald)