Unos 4.600 cubanos han ingresado a Uruguay en los primeros ocho meses de este año, de ellos sólo 1.040 han podido iniciar el trámite de residencia, reporta el diario El País de Uruguay, citado por Martí Noticias.


El aumento en la cifra de cubanos que buscan asentarse en ese país suramericano pone a prueba a las autoridades que reconocen que no tienen capacidad humana ni económica en la Comisión de Refugiafos para procesar tantos reclamos.


Diariamente una treintena de antillanos se aglutina en la sede de la Cancillería en Montevideo para solicitar un documento que los habilita a trabajar y a tramitar la cédula de identidad.

La prensa local apunta que «las cifras de entrada y salida del país que registra la Dirección Nacional de Migración muestran que desde 2012 son más los cubanos que llegan que aquellos que se van», adelantando que el número de ingresos se duplicará al término de 2018.

Para la mayoría de los cubanos, el viaje de la Isla a Uruguay, comienza en Guyana, a donde viajan sin la necesidad de visado, más tarde se dirigen por tierra hasta el norte de Brasil, y finalmente viajan rumbo a la frontera con Uruguay, allí solicitan refugio, ese estatus les facilita entrar al país, para luego regularizarse.