Migrantes cubanos en en albergue de la ciudad Juárez, México (Imagen tomada de Martí Noticias)

De 442 migrantes censados en un gimnasio de una escuela, ubicada en Ciudad Juárez, México, que funge como albergue, un total de 192 son cubanos que buscan solicitar asilo político en EEUU, dio a conocer un reportaje de El Diario de esa ciudad, citado por Martí Noticias.


Además de los migrantes cubanos, 99 de los censados son de nacionalidad mexicana, 55 guatemaltecos, 49 hondureños, 23 angolanos, siete nicaragüenses, el mismo número de El Salvador, cinco de El Congo, de Colombia tres, y un brasileño.

En el censo realizado por Desarrollo Social del Estado y el Instituto Nacional de Migración, 72 cubanos también dijeron que eran apoyados por familiares o amigos que viven en Estados Unidos.

Al menos 138 cubanos llegaron a Ciudad Juárez en avión, pero no desde la Isla, sino al ingresar a México.

Los primeros migrantes, originarios de El Congo y Cuba, pasaron 17 días albergados en el gimnasio estudiantil hasta que el fin de semana cruzaron hacia EEUU.


Los migrantes albergados empezaron a ser llamados por autoridades estadounidenses para ser entrevistados en relación a sus solicitudes de asilo, recoge el diario local El Mexicano.

El medio de prensa apunta que desde que se habilitó esa instalación estatal mexicana, autoridades norteamericanas no habían realizado ningún llamado, puesto que solo se canalizaba a los establecidos en la Casa del Migrante, donde llegaron los primeros desalojados de los puentes internacionales.

El sábado autoridades de EEUU llamaron a las primeras 40 personas, y el domingo a otras 15, reportan fuentes de la Sub Secretaría de Desarrollo Social.

Hasta el lunes en la tarde unos 480 permanecían en el albergue, y otros 47 estaban a la espera de ingresar al local estatal.

Otro reporte del diario Puente Libre, comunicaba que los cubanos no pueden permanecer por mucho tiempo en México, dado que el salvoconducto con el que cuentan solo tiene una vigencia de 20 días, lo que les impide conseguir trabajo.

Sin embargo aunque se les venza el salvoconducto pueden permanecer dentro del albergue sin ser deportados.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (por sus siglas CBP) replegaron con bombas de humo a un grupo de migrantes cubanos, que la semana pasada se encontraban apostados en la joroba del Puente Santa Fe, tratando de obtener información sobre el estado que guarda su proceso de asilo político, informó El Diario.

El problema tuvo lugar luego de que usuarios del cruce alertaran a los agentes estadounidenses de la presencia de “cientos” de migrantes apostados afuera de la garita.

Por fortuna ningún migrante resultó lesionado o detenido, pese al incidente.

Los cubanos entrevistados comentaron que salieron por su desespero al llevar tanto tiempo en la frontera sin información acerca de cuándo pueden pasar su entrevista de asilo.