Migrantes cubanos varados en la frontera mexicano-estadounidense denuncian ser víctimas de golpes e insultos, según El Diario de Chihuahua, producto de la situación de estrés de las personas que esperan allí para cruzar a territorio estadounidense.

«Yo estaba dormido y (un hombre) me dio duro (una patada). Levanté la cabeza y vi a una señora corriendo atrás de él diciéndole ‘¿Por qué le pegas?’, pero yo me encogí, estaba haciendo frío y me volví a enredar (entre las cobijas)», reveló un antillano que se identificó como Roberto.

Otro cubano mencionó que no todas las personas son agresivas, pero sí es común escuchar que la gente les dice «devuélvanse a su país».

A menudo oficiales de la Policía Federal u agentes de Migración de Estados Unidos tienen que intervenir por la irritabilidad entre los migrantes, que provoca altercados.


Los cubanos no son los únicos que sufren agresiones en El Paso, el fin de semana un migrante de Zacatecas, México, identificado como Ramón Camarillo, agredió a un menor de cuatro años y a su madre procedente de Guatemala en El Paso.

Según testimonios mientras la mujer se encontraba con el niño sobre una colchoneta, el mexicano se la quitó de manera brusca, ocasionando que el pequeño se golpeara con el suelo.

Gerson Valeriano de Honduras confesó que mientras dormía, tres personas comenzaron a patearlo, los dolores eran tan fuertes, que llegó a pensar le habían roto las costillas.

«Muchas de las personas que vienen a tomar aquí, pasan golpeándolo a uno. A mí casi me fracturan una parte de las costillas de una patada que me pegó una persona. Golpearon a un cubano y luego me golpearon a mí. Nosotros no queremos ser groseros, en el aspecto de que vayan a creer que uno es el que está buscando el problema. Ellos son los agresivos», añadió.

El hondureño comentó que las personas que los agredieron estaban ebrios, e iban peleando entre ellos mismos.

«Los oficiales de Migración de Estados Unidos los detuvieron. No sabemos si se los llevaron presos o los dejaron pasar, pero sí nos golpearon anoche», insistió.

A los otros foráneos también los insultan, según Valeriano le dicen: ‘pinche gente que está aquí tirada obstruyendo’.

«Tienen que entender que nosotros estamos de pasada, no porque queremos. Realmente anoche sí nos agredieron bien feo, y eso no es bueno porque uno no viene a agredir», concluyó.

Los cubanos que se encuentran varados en México, intentando cruzar hacia EEUU para pedir asilo político, se han mostrado preocupados en los últimos días ante el avance de la caravana de migrantes de Centroamérica, por temor a que estos los alcancen, y se obstruya aún más su posible entrada a territorio norteamericano.

La semana pasada el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con cerrar la frontera, y hacer cambios en el proceso de solicitud de asilo, también anunció enviaría a 15.000 soldados a la frontera.