Hace apenas pocos días el cuentapropista Raidel Argudín, quien tuvo que huir de Cuba por ser perseguido por la Seguridad del Estado, denunció que una mujer residente en Miami era parte del sistema represor en la ciudad de Cienfuegos.


A su denuncia ahora se une la de un cubano de Wisconsin, miembro de la organización opositora UNPACU, quien envió su declaración grabada en un video a América Noticias.

La segunda denuncia llega por parte de Michel Angelo Rodríguez quien también ha identificado a la presunta represora como Yalexi Chinea, encargada de la pesadilla que vivió detenido en Cienfuegos.

Ambos hombres coinciden que Chinea aprovechaba de su posición para abusar de los detenidos.

Para el abogado Willy Allen, integrante de la red de especialistas que busca identificar a represores que viven en Estados Unidos, este tipo de denuncias es muy serio, dijo a AmericaTeVe.


«Esta comunidad no está lista para permitir que los represores que hicieron el daño en Cuba se vengan a retirar de lo que nosotros los contribuyentes hemos pagado para que ellos vivan aquí bien», dijo Allen.

Hasta el momento no se ha podido confirmar que Yalexi Chinea se encuentre en Miami o que las acusaciones contra su persona sean verídicas. De acuerdo a America Noticias, al menos otras dos personas ya se ha comunicado con su redacción para denunciar que también fueron víctimas de la capitana.