Raidel Argudín Pose lleva poco más de dos semanas en Miami a donde emigró luego de trabajar como cuentapropista por más de 20 años en Cienfuegos, Cuba.


Pose dijo a Telemundo51 que fue acusado de actividad ilícita en el 2015 en su negocio de elaboración de rótulos que vende a negocios privados y estatales, pero ahora en el 2019 la ONAT reabrió su caso.

De esta forma el cienfueguero fue notificado hace cuatro meses por la oficina nacional tributaria (ONAT) de que debía pagar una multa ascendente a 7.3 millones de pesos, equivalente a más de 350.000 dólares.

Según relató, el único problema que tuvo realmente fue con la directora de provincial de la ONAT, llamada Yarina, quien le aseguró que su oficina es la que regula la riqueza en Cuba y que cuando alguien se pasa del monto «(…) ellos le van arriba. Eso fue lo que pasó conmigo”, dijo Pose.

Tras ser asediados por el gobierno, el cubano dijo que tuvo que huir del país. Gracias a que un amigo le avisó de que ya no tenía “retención de salida” del país, pudo huir con su esposa e hijo quienes se encuentran en un país centroamericano luego de haber pasado por Panamá.


Tras abandonar el territorio cubano, su casa fue allanada por la Seguridad del Estado y varios de sus antiguos compañeros están detenidos.

«Necesito que me ayuden, que el mundo se levante. Es hora de decir ya», concluyó.