Una ciudad de Virginia está de luto después de la última muerte infantil causada por complicaciones debidas a la gripe.

Kevin Baynes, Jr., de 7 años, murió el domingo, un día después de que dio positivo en la prueba de la gripe y la faringitis estreptocócica.


A Baynes se le recetaron medicamentos y se los envió a su casa luego de que se les diagnosticara en la sala de emergencias el sábado por la mañana. No pudo comer ni beber después de dormir gran parte del día del sábado.

Cuando su hermana intentó despertar a Baynes el domingo por la mañana, estabafrío y no respiraba. El chico fue declarado muerto al llegar al hospital.

La muerte de Baynes se produce menos de una semana después de que un niño de 12 años de Palm Beach muriera a causa del virus de la influenza B.

37 niños han muerto debido a la gripe durante esta temporada y el CDC espera que la crisis solo empeore antes de que mejore.