Ángel Isaac Monteagudo tuvo que ser trasladado en la noche del miércoles 10 de enero en delicado estado de salud hacia el Hospital Arnaldo Milián Castro en Santa Clara, provincia de Villa Clara, este jueves cumple 5 días en huelga de hambre.


El hombre asegura que en el litigio de divorcio con su exesposa, la misma se aprovechó de estar emparentada con la esposa del reconocido astro del béisbol cubano Víctor Mesa, Eneida Ríos, para que la policía le decomisara los bienes que quedaron en disputa.

El huelguista, habló el pasado martes al programa Contacto Cuba, de Radio Martí, y dijo que cuando se separó de su esposa, ella se quedó con la vivienda, y él con los bienes materiales adquiridos durante el matrimonio, pero el 7 de noviembre pasado, fue detenido y encarcelado; sus pertenencias fueron a parar a un depósito de la 5ta Unidad de la policía de Santa Clara.

Monteagudo contó que el lunes pasado, la esposa del controvertido pelotero cubano, le hizo una llamada para intimidarlo: “Ella me dice por teléfono que iba a hacer (usar) todas las influencias porque ella era la mujer de Víctor (Mesa) y tenía todas las influencias y podía mover otras mayores de las que ha movido para despojarme de todas mis cosas”.

El activista Yoel Bravo López, confirmó a Martí Noticias, que el hombre había sido hospitalizado.


“Fue trasladado en un estado crítico ya que es diabético y se encuentra ya hace cinco días en una huelga de hambre y sed”, detalló Bravo.

Según se refirió el activista, entre las pertenencias decomisadas por la PNR (Policía Nacional Revolucionaria), se encuentran: “un refrigerador, cocina, microwave, lavadora, juego de comedor, todo de dentro de una casa”.

El afectado había indicado con anterioridad a entrar al hospital que, “en doce ocasiones he ido a Fiscalía –que ahí está recogido-, en dos ocasiones a la delegación del Ministerio del Interior, en más de quince ocasiones he ido al Castillito, que le dicen así y es la Unidad de Instrucción Policial, y todo ha sido de dejarme ahí, darle una vuelta y decirme que mañana”.

Monteagudo dice que su abogado, fiscales hasta policías le han confesado que se trata de una cuestión civil, que nada tiene que ver con las fuerzas policiales.

Al ser interrogado sobre las razones de la huelga de hambre como medida extrema, el huelguista afirmó: “Los mismos fiscales, molestísimos con el caso, y otros policías, que han sido muy sinceros, me lo han confesado pero sin querer que yo los involucre: que todo es una arbitrariedad. No me han dejado salida alguna, me he quedado desamparado”.

Acerca de la influencia de la estrella de la pelota cubana, Monteagudo dijo: “Al caso mío le llaman El de la sobrina de Víctor (Mesa)”, ya que la hijastra del hombre es sobrina de la esposa del pudiente pelotero.