unknown


Un hombre estuvo a punto de morir tras intentar robar un yate de Miami Beach Marina, según informó el Nuevo Herald.

La embarcación de 80 pies de eslora Hatteras llegó a la marina al filo de la medianoche del domingo. Después que el capitán se fue, un hombre subió al yate y trató de robárselo.

El hombre chocó al menos contra otras seis embarcaciones y columnas de concreto. Los impactos provocaron serias roturas en el casco del yate que terminó parcialmente hundido.

Jimmy Terry, que estaba durmiendo en una de las embarcaciones ancladas en el muelle, dijo que uno de los motores no se encendió y por eso el hombre tuvo tantos problemas para poder arrancarlo.

“Gritaba pidiendo ayuda. Este hombre estaba enloquecido. Es un verdadero lunático. Gracias a Dios que no chocó contra mi barco. Mi vida corrió peligro”, dijo Terry.


Cuando un bote del Departamento de Rescates de Miami-Dade llegó al lugar, el hombre saltó al agua y se escapó nadando. Un equipo de buzos de la policía y la tripulación de un escampavías del Servicio Guardacostas no lo pudieron encontrar.

El yate está valorado en $3.2 millones.