Grupo de migrantes cubanos en albergue panameño (Imagen tomada de CubaNet/Fotógrafo:
José Vásquez)

Autoridades migratorias panameñas detectaron a un grupo de migrantes cubanos en la noche del pasado martes, y los detuvieron a 20 minutos de la frontera con Costa Rica, dio a conocer Martí Noticias en un reportaje citado por CubaNet.


Los seis cubanos que intentaban atravesar Centroamérica para pedir asilo político en EEUU, fueron devueltos al campamento en Los Planes de Gualaca, en la provincia de Chiriquí.

A los antillanos se había unido un africano, con el mismo objetivo de llegar a la tierra de las oportunidades y de la libertad.

Las autoridades detuvieron el autobús en que se transportaban, les pidieron su identificación y los condujeron hasta una patrulla que los transportó, según el testimonio de un enfermero cubano detenido por las autoridades junto a los otros migrantes.

El espirituano realizó la travesía desde Trinidad y Tobago, y dijo fueron los mismos agentes del Servicio de Inmigración de Panamá quienes aconsejaron a los migrantes abandonar el campamento en grupos pequeños, y ellos decidieron emprender el viaje a Costa Rica.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El migrante que pidió su identidad no fuese revelada comentó se trata de una mentira, alegando que lo que Panamá proclama es que «el flujo debe ser controlado, ellos mismos se contradicen», concluyó.

Los cubanos siguen saliendo de la Isla en grupos para someterse a un peligroso recorrido por tierra con el ansia de llegar a EEUU, pese al fin de la política «Pies secos/pies mojados», que otrora garantizaba privilegios migratorios, actualmente a pesar de la derogación, y a sabiendas de que tendrán que pasar por un complejo proceso para pedir asilo político en la frontera que no ofrece garantías, los isleños siguen apostando por el norte.