Un grupo de cubanas en un centro de detención de Luisiana (Imagen, captura de pantalla, Telemundo 51)

Un grupo de cubanas que se encuentran en el centro de detención Lasalle, de Luisiana, denuncian no pueden acceder a una fianza, para poder salir de allí, el periodista de Telemundo 51, Yunieski Ramírez trabajó en el reportaje.

Arlet, Yuslim, Mirialis y Yudelkis de nacionalidad cubana tienen reclamos respecto a la fianza, algo que según Ramírez, contrario a lo que se suele pensar, no parece ser un derecho garantizado.


La historia de las cubanas, como las de miles de inmigrantes antes de llegar a la frontera ha sido dura, por la larga travesía que tuvieron que protagonizar por Centroamérica, sin embargo sus casos se han complicado todavía más en Luisiana, allí ICE no les quiere otorgar la posibilidad de pagar una fianza y salir en libertad.

«A nosotros nos aprobaron el miedo creíble directo, no nos entrevistó ningún oficial de asilo en El Paso, Texas, y ahora el Departamento de ICE nos dice que no aplicamos» para fianza, explicó Yuslim Colarte.

Arlet Victoria Remón por su parte, asegura que allí debe estar sucediendo algo, «porque eso no es normal, que en todos los otros centros salgan, en el resto de los estados salgan, y en este no».

Según el abogado de Inmigración Wilfredo Allen, la idea de que no pueden salir, si no pasaron una entrevista de miedo creíble, es cierta, pero también explica que el sistema migratorio tiene un gran atraso y un procesamiento irregular, especialmente en Luisiana.


Allen agregó que Lasalle, como otras tantas son cárceles privadas, que Inmigración les paga para tener personas detenidas, «es casi imposible hasta para los abogados hablar con los deportadores», sostuvo.

Lucía Hernández, la tía de una de las cubanas detenidas en Luisiana, contó que su sobrina le dijo que le habían denegado salir en libertad, y tenía que pasar nuevamente por corte.

Una prima Marylin Peralta, comentó que los abogados toman estos casos, como que no les interesa a ellos, las detenidas casi firman su deportación, detalló.

El abogado que reside en Miami argumenta que si los detenidos no tienen familiares directos en EEUU, como madre, padre, o hijos, es muy difícil que se les otorgue libertad bajo fianza.

A estas migrantes cubanas les tocaría buscar evidencia, documentación de apoyo con historias coherentes, consistentes, posibles y creíbles para tratar de pelear sus casos, sugirió Allen.

Las antillanas han comparecido varias veces antes las Cortes de Inmigración, y sus casos se suman a las más de 50 mil personas que en julio permanecían detenidas en centros de ICE en el país.