Un estudio del Pew Research Center que se divulgó este miércoles arroja que más del 18% de los estadounidenses se identifican como hispanos o latinos, el segundo mayor grupo racial o étnico en el país, la cifra podría aumentar si esa identidad no se perdiera a través de los diferentes grupos generacionales.

Se registraron también dos tendencias, una alta tasa de matrimonios mixtos y una década de descenso de la inmigración latinoamericana.

Algunos estadounidenses de origen hispano se han distanciado de las experiencias de vida de generaciones anteriores, reduciendo la probabilidad de que se llamen a sí mismo hispanos o latinos.

En 2015, de 42.7 millones de adultos estadounidenses con ancestros hispanos, nueve de cada 10, es decir el 89%, o alrededor de 37.8 millones, se identifican a sí mismos como hispanos o latinos.


Otros 5 millones, un 11% no se identifica como tal, según estimados del centro de investigaciones norteamericano.

El informe revela que cuanto más cerca están de sus raíces de inmigrantes, es más probable que los estadounidenses con ancestros hispanos se identifiquen como tales.

Cálculos de Pew arrojan, que la segunda generación de adultos con ancestros hispanos tiene casi la misma tasa de identificación, 92%.

(Con información de Martí Noticias)