Darío Álvarez, se llevó una tremenda sorpresa el jueves al enterarse que había sido ganador de una beca para sus estudios por valor de $25000 dólares por parte de la Lotería de Arizona.


«Siento que todos los que están en este viaje de la escuela de medicina merecen algo como esto», dijo a AZ Big Media, con lágrimas corriendo por su rostro. “Al comenzar mi último año en la escuela de medicina, le estaba diciendo a mi familia lo caro que iba a ser. Esto va a ser muy útil «.

Álvarez, quien asiste al programa de medicina de la Universidad de Arizona en Phoenix, celebró la increíble noticia acompañado de su familia, compañeros de estudios, oficiales de la lotería y hasta las porristas de la Universidad.

La Lotería contribuirá esa cantidad en su nombre al fondo de becas del programa del Colegio de Medicina de la Universidad. Esta es una forma en que la Lotería del estado contribuye dentro de las comunidades.

«Cuando estudiantes como Dario entran por la puerta, entran con grandes sueños sobre lo que quieren hacer para ayudar a las personas de la comunidad», dijo Gregory Edgar, director ejecutivo de la Lotería de Arizona. «En gran parte, este edificio se construyó con sueños: los sueños de los jugadores de ganar premios acumulados, rebajar ese dólar para divertirse con la Lotería de Arizona y saber que podrían hacer el bien y ayudar a estudiantes como Dario».


«Poder ser parte de ayudarte a tener éxito es muy valioso», dijo Edgar. «Es parte de la razón por la cual existe la Lotería de Arizona y la razón por la que estamos aquí para hacer el bien a todas las personas de Arizona».

Según el medio Álvarez nació en Cuba y a los dos años de edad emigró a Venezuela con su familia. Luego de 11 años en el país suramericano, su familia decidió emigrar a Estados Unidos.

En Estados Unidos Álvarez asistió a Glendale High School y después ingresó a la Universidad de Arizona.

«Mi familia ha venido de la nada dos veces en mi vida, ya que nos hemos mudado de Cuba a Venezuela y de Venezuela a los Estados Unidos», dijo Álvarez. “Estos momentos me han motivado a llegar más alto y apoyar a otros. Como inmigrante latino, negro, trato de relacionarme con otras personas de color y con otros inmigrantes, documentados o indocumentados. Todos tenemos diferentes antecedentes y experiencias, y buscamos vivir una vida plena a pesar de nuestras adversidades. Cada vez que veo una sonrisa de alguien a quien ayudo, siento que mi vida se vuelve más significativa y satisfactoria «.

Álvarez completó el programa de estudios académicos de Phoenix UA College of Medicine – Phoenix Pathway, un año de estudio diseñado para graduados universitarios con desventajas socioeconómicas. Se motivó a seguir una carrera en medicina después de ayudar a su mejor amigo a combatir la leucemia.

Alvarez ahora esta siguiente una carrera en pediatra y espera mudarse a una comunidad rural para poder brindar servicios médicos y sociales a padres y niños desfavorecidos.