Un hombre originario de Nicaragua, Yaser Valle fue víctima de un asalto este domingo en las afueras de la vivienda en el 1946, y en la calle tercera en la Pequeña Habana.

La víctima testimonió que estaba en un bar y conoció varias personas que trabajaban en su mismo oficio, intercambiaron número, y minutos después tuvo lugar la tragedia.

Valle de 33 años casi pierde la vida en una trampa que le tendieron; él cuenta que cuando les estaba ayudando a cargar la supuesta batería del carro, dos sujetos entraron en la casa, y se robaron un televisor y sus objetos personales.

Cuando la policía llegó, la víctima se encontraba aturdida, y ensangrentada en el piso.

Valle relató que los agresores fueron cuatro hombres, y dos mujeres que lo dejaron herido, por lo que tuvo que ser atendido por las laceraciones en su cabeza.

(Con información de Diario Las Américas)