«Tengo mucha gente que se preocupa por mí. Los va a decepcionar escuchar que hice esto. Quisiera pedirles perdón a cada uno de ellos. Simplemente un tipo quebrado, se me aflojó un tornillo, supongo. Nunca lo supe hasta ahora», fueron las últimas palabras del mecánico de 29 años que robó y estrelló la noche del viernes un avión en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma.


Horas después de lo sucedido salió a la luz una conversación del hombre con los controladores aéreos mientras intentaba manejar la aeronave.

«Rich»- así lo identificaban durante la conversación desde la torre de control- aseguró que no era su intención hacerle daño a nadie, a la vez que mostraba preocupación por los demás «la vida de la gente está en juego».

Los controladores aéreos intentaron convencer a «Rich» de que aterrizara el avión dándole indicaciones detalladas para hacerlo, pero el se negó a la propuesta de aterrizar en una base militar cercana. Tenía miedo de hacer destrozos en el lugar, y además se preocupó de que le pudieran atacar en forma de respuesta a un asalto aéreo.

«No, no tienen nada de eso. Solo estamos tratando de encontrar un lugar para que puedas aterrizar de manera segura», afirmó un controlador aéreo, a lo que el mecánico contestó que aún no estaba preparado para el descenso. «Esto a lo mejor es cadena perpetua, ¿no? Bueno, esperaría que así lo fuera para un tipo como yo», dijo.


Durante su intercambio con los controladores aéreos «Rich» afirmó que había jugado algunos videojuegos por lo cual no necesitaba tanta ayuda ya que tenia una idea de lo que estaba haciendo.

Luego empezó a sentirse mareado y pregunto como hacer para presurizar un poco la cabina.

Cuando un mecánico le comentó que sentía que había una falla en uno de los motores y parecía querer aterrizar «Rich» dijo, «voy a aterrizarlo, de manera segura. Creo que intentaré hacer un tonel volado y si sale bien, voy morro abajo y paro por hoy», agregó. No obstante, ‘Rich’ reconoció que «no sabría cómo aterrizarlo». «Realmente no planeaba aterrizarlo», afirmó.