Cubanos en el Aeropuerto de Miami. Foto: Cuba en Miami

Cuba exigirá que los turistas que ingresen al territorio nacional, a partir del 15 de noviembre, fecha en que se ha anunciado la reapertura de fronteras, deberán de estar vacunados contra el Covid-19, o contar con un PCR negativo, realizado con 72 horas de antelación al viaje, dio a conocer el estatal diario Granma el jueves.

Asimismo el oficialismo ha adelantado que «el turista tendrá, en toda su estancia en el país, una vigilancia epidemiológica garantizada».


María del Pilar Macías Rutes, directora de Operaciones y Calidad del Ministerio del Turismo, dijo en la Mesa Redonda informativa, que de cara a la reapertura del país, han trabajado en el programa Turismo más higiénico y seguro, con recomendaciones específicas del Ministerio de Salud Pública.

Con el objetivo de aplicar el programa, el régimen dice haber certificado 2.259 entidades, de ellas 563 en el sector no estatal, lo cual lleva consigo un proceso de capacitación, revisión y control, dirigido, principalmente, a la responsabilidad individual para el autocuidado, a evitar contagiar a los compañeros de trabajo y a la familia».

El MINTUR dice que hay proyecciones de que en noviembre más del 90% de la población cubana esté vacunada, ya que el organismo estatal alega que el proceso de vacunación en la Isla ha demostrado su efectividad.

Sin embargo, esta proyección es prácticamente utópica, dado que hace unos meses el plan del Gobierno era que el 70% de la población en La Habana estuviese vacunada para el mes de agosto, y hasta los primeros días de septiembre, solo el 36.2% de los cubanos había recibido las tres dosis de Abdala o Soberana 02 con su variante de Soberana Plus.


Por otra parte, en redes sociales se registran quejas de personas que han muerto debido al Covid-19, después de haber recibido las tres dosis de la vacuna cubana.

Sin contar, que la Organización Mundial de la Salud (OMS), no ha autorizado el uso de emergencia de la vacuna hecha en Cuba hasta la fecha.