En una entrevista transmitida por Fox News el domingo, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que que no descarta apagar la cámara que enfoca al periodista de la CNN Jim Acosta en sus ruedas de prensa, en la Casa Blanca, ya que un juez ordenó que se le devolviera la acreditación al corresponsal en jefe de la agencia, en lo que se soluciona el caso que enfrenta la cadena de noticias y Washington.

«Creo que una de las cosas que haremos será apagar la cámara que les enfoca porque, entonces, no tendrán tiempo en antena, aunque probablemente yo sea demandado por eso y puedo, tu sabes, ganar o perderlo (un pleito)», comentó el mandatario.

Según la Casa Blanca, se le retiró la acreditación al periodista de origen cubano, por su reticencia a ceder el micrófono luego de hacer una pregunta a Trump en medio de la conferencia de prensa.


Trump afirmó a la cadena estadounidense que Acosta ha sido «increíblemente maleducado con Sarah Huckabee (la portavoz de la Casa Blanca), que es una mujer maravillosa».

Señaló además que están trabajando en establecer «normas y regulaciones», para poner reglas de decoro a la prensa.

El presidente añadió que si el corresponsal en Jefe de la CNN no se comporta en las ruedas de prensa, será expulsado, o incluso pudiesen parar las comparecencias.

En un punto Trump se contradijo, ya que admitió que le gusta conceder la palabra al reportero de CNN, pero «en muchos casos no».

«No me importa obtener noticias malas si estoy equivocado, si hago algo equivocado», comentó, y aseguró que nadie cree más en la Primera Enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de prensa, que él, a pesar de sus desencuentros con los medios.

El mandatario lamentó el trato dado por la prensa a su ausencia en un acto en una necrópolis la pasada semana en París.

«No se me permitió ir debido al Servicio Secreto, porque ellos esperaban tomar un helicóptero, había cero visibilidad, me dijeron ‘señor’ estamos completamente sin equipar para ir, aparte el cementerio estaba demasiado lejos del Air Force One, que es una especie de centro de control, del que tienes que estar cerca», explicó.

Y se quejó de que ningún medio de prensa que leyó narraba los hechos sinceramente. Indicó además que las noticias sobre él, en gran parte son falsas.

«Incluso a veces dicen ‘fuentes dicen’ y no hay ninguna fuente en muchos casos», concluyó.