El presidente estadounidense Donald Trump tiene planeado reunirse con familiares, estudiantes y maestros en la residencia presidencial, en la tarde de este miércoles.


Entre las personas que recibirá Trump, están los afectados por los tiroteos de Parkland, Florida; Columbine, Colorado; y Newton, Connecticut.

“Debemos hacer más para proteger a nuestros niños”, tuiteó el mandatario, y agregó que su gobierno estaba trabajando duro para atender las secuelas del ataque en la secundaria de Parkland, Florida, en que 17 personas fueron masacradas.

El martes por la noche, Trump escribió en Twitter, que quería fortalecer el sistema de revisión de antecedentes, sin embargo no ofreció detalles: “¡Ya seamos demócratas o republicanos, ahora debemos enfocarnos en fortalecer la Revisión de Antecedentes!

El senador demócrata Chris Murphy, quien es un fuerte partidario del control de la venta de armas, dijo que la directriz de Trump dejaba entrever que el presidente estaba al tanto de una nueva dinámica sobre la problemática, y la calificó como una señal de que “por vez primera” los políticos estaban asustados con las consecuencias que puede traer la inacción en este aspecto.

El senador añadió, que la acción de Trump fue “un paso pequeño pero vital en la historia de nuestro movimiento” contra la violencia con armas de fuego.


Dado que la Casa Blanca consideró el martes que el presidente estaba dispuesto a escuchar propuestas y que su opinión fue trastocada por el tiroteo en la secundaria de Florida.

La portavoz Sarah Huckabee Sanders, fue interrogada por la prensa el martes sobre si Trump estaba dispuesto a reinstalar una prohibición a las armas de asalto, Sanders señaló que Washington “no había cerrado ninguna puerta”, y reveló que la idea de aumentar el límite de edad para comprar un fusil AR-15 estaba “sobre la mesa” para debatir.

(Con información de Mundo Hispánico)