El mayor evento fiscal en la historia de Estados Unidos, se prevé sea el plan de reforma tributaria impulsado por la actual administración estadounidense, y que Donald Trump ha expresado desea esté listo para poder firmarlo en Navidad, o si es posible antes.


“Quiero que la Cámara de Representantes apruebe el proyecto de ley para Acción de Gracias”, dijo el mandatario a la prensa durante una reunión en la Casa Blanca con líderes empresariales.

Acción de Gracias es una tradición estadounidense que se celebra a fines de noviembre, con lo que, si la Cámara de Representantes aprueba entonces el proyecto de reforma, el Senado tendría aproximadamente un mes para hacer lo mismo y entregar a Trump el proyecto de ley para Navidad.

El presidente también subrayó que quiere “a todo el mundo” junto a él para signar la ley de reforma fiscal “en Navidad, ojalá antes”.

“Será el mayor evento fiscal en la historia de nuestro país”, acotó Trump al insistir que, con su reforma, los individuos y las empresas estadounidenses “van a pagar muchos menos impuestos”.

La reforma tributaria es una de las promesas en materia de ley del presidente actual, durante su primer año en el cargo, y el mandatario ha aseverado supondrá “los mayores recortes de impuestos en Estados Unidos desde la década de 1980”.


La iniciativa de Trump, delineada a fines de septiembre por la Casa Blanca, establece una una reducción de la tasa impositiva a las empresas desde el 35 al 20%, y busca simplificar los tramos de impuestos de la renta individual, al pasar de los siete actuales a tres: del 12%, del 25% y del 35%.

(Con información de Mundo Hispánico)