El presidente Donald Trump firmó la ley del presupuesto de $ 1.3 billones el viernes, pero advierte que no volverá a aceptar otro igual.


Trump había amenazado con vetar la legislación debido a la falta de fondos para el muro fronterizo y una solución para DACA.

El presidente firmó la gigantesca legislación de mala gana, diciendo en un comunicado de prensa frente a otros miembros de la administración que, para asegurar un aumento necesario en el gasto militar, tenía que dar dinero a proyectos demócratas que él ve como “una pérdida de dinero”.

“No está bien y es muy malo para nuestro país”, sentenció Trump.

Pero añadió que el gasto militar era muy importante, y esa preocupación anuló sus pensamientos sobre el veto a la legislación.


“Por lo tanto, como una cuestión de seguridad nacional, he firmado este proyecto de ley general de presupuesto. Hay muchas cosas de las que no estoy contento en este proyecto de ley… pero le digo al Congreso que nunca volveré a firmar otro proyecto de ley como este. No voy a hacerlo de nuevo”, acotó.

También pidió al Congreso que ponga fin al obstruccionismo en el Senado y que le otorgue un veto de partida.

El mandatario dijo que los jóvenes del programa de Acción Diferida para la Infancia de la era Obama (DACA) “han sido totalmente abandonados por los demócratas”. Agregó que el muro fronterizo “desesperadamente necesario para nuestra Defensa Nacional” no está completamente financiado.

La Cámara levantó la sesión el viernes por la mañana hasta el lunes, lo que significa que si Trump hubiera vetado el proyecto de ley, el gobierno cerraría.

Trump se movió para finalizar el programa DACA en septiembre, dando al Congreso un plazo de seis meses para llegar a una solución legislativa. Ese plazo ha sido retrasado por órdenes judiciales, pero el destino de los 800,000 beneficiarios inscritos todavía es incierto.

El magnate se dirigió a los destinatarios de DACA ante la disponibilidad de la prensa: “Los republicanos están con ustedes”, antes de acusar a los demócratas de bloquear los esfuerzos para arreglar DACA.

La Casa Blanca ha tratado de usar el tema de DACA para convencer a los demócratas de que apoyen aproximadamente $ 25 mil millones en fondos para la promesa de la campaña central de Trump. Pero una fuente republicana del Congreso dijo a Fox News que las conversaciones se desvanecieron luego de que los demócratas presionaron por un camino hacia la ciudadanía para incluir también a aquellos que actualmente son elegibles, expandiendo aquellos cubiertos a 1,8 millones.

El proyecto de ley de gasto aprobado por el Congreso incluye solo $ 1.6 mil millones para medidas en frontera, muchas de las cuales son para reparar vallas ya existentes. Descarta explícitamente cualquier prototipo nuevo del tipo que el presidente Trump vio este mes en California.

(Con información de Fox News)