Un tribunal federal de apelaciones falló a favor de la administración Trump y autorizó a devolver a México a los solicitantes de asilo para que esperan el proceso legal desde ese país.


La decisión fue emitida por el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos, con sede en San Francisco por tres jueces, uno nombrado por Ronald Reagan y los otros dos por Obama y Clinton.

A pesar de la decisión de la corte de apelaciones los tres jueces expusieron sus dudas sobre la validez del programa de la administración Trump pero decidieron dejarlo mientras el caso continúa su proceso en corte.

El gobierno mexicano aceptó aceptar a los solicitantes de asilo por razones humanitarias, pero describió la política como una medida unilateral de los Estados Unidos.

Trump ha descrito la llegada de migrantes a la frontera como una «invasión» y sugirió que muchos solicitantes de asilo no tienen reclamaciones válidas.


A finales de abril, emitió un memorándum en el que se pedía a los principales funcionarios de inmigración que desarrollaran varias regulaciones para endurecer y acelerar el proceso de asilo.