El tribunal municipal de Artemisa pidió 5 años de cárcel para la Dama de Blanco Martha Sánchez por delitos de desacato, perjurio y desobediencia. Sánchez fue detenida el pasado 11 de marzo cuando iba en camino a la iglesia San Marcos Evangelista en la localidad de Artemisa.

Sánchez fue arrestada el día que se celebraron en Cuba las elecciones y durante su arresto protestó verbalmente gritando «¡Abajo la farsa electoral! ¡Abajo los Castro! ¡Libertad para los presos políticos!».

Desde su arresto las autoridades han prolongado su juicio el cual quedó concluso para sentencia este martes, sentencia prevista para septiembre 5. Yuniet Blanco Fernández, el esposo de Sánchez, dijo a Martí Noticias que la sentencia que pide la fiscalía es «por el delito de desacato 3 años de privación de libertad, perjurio 1 año y desobediencia otro año».

Según Blanco, la abogada de oficio que la defendió no estuvo de acuerdo con las irregularidades del proceso; por su parte describió el ambiente del juicio como «un bochorno».


Durante el juicio se mencionó un supuesto robo perpetrado por Martha Sánchez que llevó a una condena de 6 meses en cárcel en 2016. Sin embargo, la defensa ha considerado esta mención una forma de difamar la imagen de Sánchez, ya que el tiempo cumplido en el 2016 fue por supuestos delitos de desacato y desobediencia mientras participaba en actividades opositoras de la iniciativa Todos Marchamos.

Con el arresto en marzo 11, Sánchez ha cumplido más de 5 meses en la Prisión de Mujeres de Occidente, conocida como «El Guatao».

Al ser arrestada Sánchez debía mas de 3 mil pesos en multas impuestas por «violaciones de seguridad». Medidas aplicadas para castigar a las Damas de Blanco y otros opositores. Blanco por su parte debe mas de 2 mil en multas de la misma naturaleza. Sin embargo, ninguno de los dos piensa abonar estos pagos.

“Nosotros estamos en riesgo de ir a prisión desde que abrimos los ojos por la mañana. No pagamos ni un centavo arbitrario, bastante les roban ellos todo el dinero a las Damas de Blanco cada vez que las detienen por la calle, les quitan los pocos ahorros que tienen en sus carteras, que con ese dinero que se roban paguen las multas”, aseveró Blanco.