Tres personas detenidas en La Habana por supuestamente robar nueve motos eléctricas/Imagen de archivo

En medio de un reciente incremento de hechos delictivos asociados a motos eléctricas, las autoridades cubanas detuvieron a tres personas por un presunto delito de robo con fuerza de carácter continuado vinculado a nueve vehículos de este tipo, dio a conocer el diario oficialista Tribuna de La Habana.


Los vehículos ciclomotores fueron sustraídos en diferentes municipios de la capital.

Los acusados vigilaban el lugar de los hechos y acometían el hurto, aún con personas dentro de las viviendas que robaban.

Según el reporte, cinco motos eléctricas completas han podido ser devueltas a sus correspondientes dueños, mientras otro cuatro han sido entregados a las víctimas en parte y piezas de repuesto que se ocuparon en la vivienda del principal sospechoso.

Estas motos no poseen matrícula identificativa o numeración seriada, una cuestión que posibilita que el robo y la posterior venta sea más fácil.


De acuerdo al periódico estatal, el Ministerio del Interior (MININT) retomará el procedimiento en las unidades de registros de vehículos de la Isla, con el objetivo de que no se produzcan los robos.

Estos vehículos también se incendian comúnmente en Cuba, en 2020 se registró un fallecido y más de diez heridos por este tipo de siniestros, hasta hace poco se contabilizaban 186 incendios de este tipo a lo largo de este año.

Los mismos se deben a que se viola «la protección del BMS, que es el dispositivo que monitoriza el sistema de trabajo de las baterías», indicó el capitán Jercy González Longo, especialista del Departamento Nacional de Extinción».

«Muchas de las baterías que se están importando ofrecen datos falsos, pues en su caja, documentos e incluso en el sello dice que son baterías de 72 volts por 35 amperes, cuando en realidad son de 72 volts por 20 amperes, y adaptamos un cargador o continuamos usando el que tenía la moto originalmente», de ahí el problema, según González Longo.