Tres especies de tortugas marinas han llegado a las áreas de la península cubana de Guanahacabibes, Reserva de la Biosfera.


Las especies verdes, caguama y carey han convertido las costas occidentales en lugar perfecto para hacer su nido. Lugar donde un grupo de estudiantes y voluntarios ayudan a preservar la especie.

La Barca y Caleta del piojo son dos de las playas donde esos quelonios ponen tradicionalmente sus huevos, además de Antonio, Perjuicio y El Holandés.

En 1987 Guanahacabibes fue declarada Reserva de la Biosfera por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Haciendo del maravilloso refugio lugar donde acampan turistas para apreciar los privilegios de la naturaleza.