Dayaimy González, una cubana que se encontraba trabajando en Brasil como parte del programa «Más Médicos» decidió no regresar a Cuba.


Cansada de los abusos del gobierno, de los abusos de los coordinadores y la Aduana de la isla que ni siquiera les permite entrar cosas que necesitan sus familias en Cuba.

González dijo que cada vez su herida se agrandaba y en las últimas vacaciones vio una Cuba muy desmejorada sin ninguna mejoría y la llevaron a tomar la decisión de quedarse.

Con lágrimas en los ojos dijo que no se arrepentía de su decisión, aunque tenga que estar 8 años sin regresar a Cuba. «Es el precio que tengo que pagar por mi libertad y la de mis hijas» dijo Dayaimy González.

«Esta es la única manera de que mi hija pueda tomar leche» dijo.


«Mi decisión es esta, ser libre» continuo.