El gigante de la comida rápida Taco Bell está planeando una expansión con más de 300 nuevos restaurantes en las áreas urbanas, dejando los drive-thrus a un lado y ofreciendo alcohol, según Food & Wine.

Los nuevos restaurantes serán «estilo-cantina» con nuevas obras de arte, cocinas abiertas y tablas de menú digital.

Estos lugares también servirán cerveza, vino, sangría y «Twisted Freezes», que serán slushies hechos con tequila, ron o vodka.

Mike Grams, COO de la compañía dice que la adición de estos nuevos lugares, muestra que Taco Bell «no tiene miedo de probar cosas nuevas».


(Con información de Local 10 News)