Silvio Rodríguez vuelve a mostrarse partidario del diálogo y contrario al «monólogo sordo…»/Imagen de archivo

El reconocido trovador cubano Silvio Rodríguez, ex diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular se ha mostrado partidario del diálogo, luego de que el régimen rompiera con esa posibilidad con los miembros del 27N, que se plantaron a fines del mes pasado frente al Ministerio de Cultura (MINCULT), en el Vedado, La Habana.

En su blog Segunda cita, el intérprete de Ojalá, publicó la letra de un tema del repentista Alexis Díaz Pimienta.


«Cuando se pierde la capacidad de diálogo lo más curioso es que cada una de las partes cree que la otra es la que la ha perdido. Y entonces nace un nuevo modelo de incomunicación: el monólogo sordo bidireccional», así inicia la canción.

El cantautor que acostumbra a ponerse siempre del lado del Gobierno, ahora ha querido parecer más moderado y se ha hecho eco de las declaraciones de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y de la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC) del municipio especial Isla de la Juventud, entidades que tuvieron la osadía de desmarcarse del discurso oficialista, y se opusieron a la violencia como «alternativa» o método «para dirimir cualquier diferendo entre cubanos», haciendo clara alusión a la campaña difamatoria del régimen mediante los medios de comunicación contra los miembros del Movimiento San Isidro.

«Yo creo que si la publicas una cuarta vez, tumban a las respectivas presidencias de ambas organizaciones en la Isla, si es que siguen en pie… Gracias por compartir. Un amigo me dice que el espíritu de esa declaración es el de Monchi Font, que tanto tiempo vivió allá y a quien tuve la oportunidad de conocer, amigo de mis padres», comentó un usuario identificado como Omar Fontes.

«Pues yo quiero pensar que es cierta esa declaración, tenga las consecuencias que tenga. Es de las cosas que me ayudan a mantener -con humano optimismo- la visión del vaso medio lleno», contestó Rodríguez.


La semana pasada cuando el Ministerio de Cultura informó no iban a dialogar con «mercenarios», Silvio Rodríguez dijo tener la impresión de que «se agarraron de lo que fuera para suspender el diálogo, para quitárselo de arriba».

Sin embargo sugirió que los jóvenes del 27N tenían los «humos muy subidos», al afirmar que la exigencia de que Miguel Díaz-Canel atienda a los artistas era «bastante rara».

«De madre si un presidente tiene que sentarse a discutir con todo el que se le ocurra. Humos muy —pero muy— subidos», expresó.