Policía de Chicago

Un fin de semana de violencia con armas de fuego dejó siete muertos y 52 heridos en la tercera ciudad más grande de Estados Unidos, según el Departamento de Policía de Chicago.


Los oficiales respondieron a un total de 32 incidentes de disparos durante todo el fin de semana desde del viernes por la noche, dijo el superintendente de policía Eddie Johnson en una conferencia de prensa el domingo por la tarde.

La conferencia se llevó a cabo fuera de una entrada al Parque Douglas de la ciudad, donde tuvo lugar uno de los tiroteos de víctimas múltiple. Johnson dijo que la violencia del fin de semana estuvo «relacionada con pandillas y narcóticos».

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y el Departamento de Justicia están ayudando a la policía de Chicago a investigar la violencia armada del fin de semana, dijo Johnson. Agregó que la violencia podría estar relacionada con un torneo de baloncesto que tuvo lugar más temprano en el día. La violencia estalló en la noche después de que la mayoría de la gente había abandonado el torneo.

Todo el país ha quedado en shock con las dos matanzas ocurridas en El Paso Texas y en Dayton, Ohio donde murieron 31 personas. Chicago también se sumó a este fin de semana sangriento.