Partagas_serie_d5-2


Varios establecimientos y empresas en Cuba han tenido que someterse a recortes, en este caso la fábrica de tabaco Partagás, cuyo nombre completo es Empresa de Torcido Francisco Pérez Germán, ha puesto en marcha un plan de ahorro energético y control de materias primas, según informes de la Agencia Cubana de Noticias.

La restricción del uso del ascensor de carga y la prohibición de los sistemas de climatización en todos los departamentos de la empresa, exceptuando los talleres de anillado, son solo algunas de las medidas que ya se han implementado.

José Ramón Pérez del Rosario, director general de Partagás, esclareció que para mantener el suministro de agua a los tanques se limitó el bombeo en las primera horas de la mañana, que es la franja horaria donde hay menos demanda de electricidad.

Las medidas de ahorro se están cumpliendo desde principios de julio, sin necesidad que los procesos tecnológicos de la producción queden afectados, según aseguró el máximo responsable de la compañía.


En este sentido los trabajadores de la empresa tabacalera, las organizaciones sindicales y políticas de la fábrica mantienen un control permanente sobre apartados de gastos como el encendido de las luces.