Seguridad del Estado desnudó a una youtuber cubana en un interrogatorio/Imagen tomada de redes sociales

Acusan de acaparadora a la youtuber cubana Ruhama Fernández Ferrer, residente en Santiago de Cuba, y la desnudaron para asegurarse de que no tenía equipos de grabación con ella, dio a conocer la propia influencer en Twitter.


«Ya estoy en casa, me siguieron desde la casa hasta la policía, me desnudaron para revisar si no tenía micrófonos y acusaron de que tenía un equipo robado», indicó Fernández Ferrer al referirse a la Seguridad del Estado.

Ruhama originaria de Palma Soriano, también reveló la cuestionaron y acusaron de vender o poseer una «gran cantidad de toallas sanitarias», al no tener pruebas de ningún delito.

La youtuber fue citada por un capitán identificado como Richard del DTI, el jueves 3 de septiembre en la tarde, en la unidad de la policía de Palma.


Sobre la joven de 21 años ya pesa una prohibición de salida del país, pese a que había ganado el concurso Red Cuban Power promovido por el presentador cubano Alexander Otaola, le impidieron viajar, Ruhama también tiene puesta una reclamación familiar por parte de sus padres, quienes residen en Estados Unidos.

El régimen la acosa constantemente por su canal de YouTube donde muestra «la realidad de los cubanos» por cruda que la misma sea.

El pasado 2 de septiembre Fernández Ferrer dio a conocer en su canal de la plataforma digital las regulaciones que ha puesto en marcha el Gobierno cubano a raíz de la propagación del coronavirus en la Isla.