Un total de $5.6 millones ha invertido Palm Beach para garantizar la seguridad del presidente Donald Trump cada vez que visita su exclusivo resort de Mar-a-Largo, y ahora el Departamento de Policía del condado pide al gobierno federal el reembolso, recogió Telemundo 51 citando a The Palm Beach Post.


El jefe de la Policía de Palm Beach, Ric Bradshaw tramitó la solicitud a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) el mismo día en que Trump tiene previsto llegar a West Palm Beach para festejar el Día de Acción de Gracias.

El Jefe de Estado, su hijo menor y la primera dama Melania Trump, han sido protegidos desde octubre del pasado año y hasta finales de abril de 2018, por 65.000 horas-hombre por casi 700 personas asignadas, de acuerdo al jefe de la Policía del condado.

Dentro del reembolso que Palm Beach pide al gobierno federal, no se incluye el viaje del presidente esta semana.

Bradshaw dice estar honrado de trabajar junto al Servicio Secreto de los Estados Unidos, sin embargo argumenta que el presupuesto de su departamento no puede «sostener los costos adicionales sin comprometer la seguridad pública».


Y añade que el reembolso de los $5.6 millones es necesario para aliviar a los contribuyentes.

$61 millones están incluidos por el Congreso dentro del presupuesto de la nación para reembolsar los costos de seguridad para Trump, en que han incurrido ciudades como Nueva York y West Palm Beach, los destinos más frecuentados por el presidente.