La secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, Katie Miller, dio positivo al coronavirus, dijo la Casa Blanca el viernes.


Tras la noticia el presidente Donald Trump dijo no estar preocupado por la programación del virus dentro de la Casa Blanca, siendo este ya el segundo caso positivo que se da a conocer dentro del complejo. No obstante, a modo de precaución, los funcionarios dijeron que estaban intensificando los protocolos de seguridad.

Miller había estado en contacto reciente con Pence pero no con el presidente; sin embargo, está casada con Stephen Miller, uno de los principales asesores de Trump.

La Casa Blanca no hizo comentarios inmediatos sobre si Stephen Miller había sido examinado o si todavía estaba trabajando fuera de la Casa Blanca.

Katie Miller había dado negativo el jueves, un día antes de su resultado positivo. El viernes en la noche escribió un tweet agradeciendo a todos el apoyo.


«Es por eso que todo el concepto de pruebas no es necesariamente genial», dijo Trump. «Las pruebas son perfectas, pero puede pasar algo entre una prueba en la que es bueno y luego sucede algo».

El otro miembro de la Casa Blanca que dio positivo al virus fue un militar que ayudaba directamente dentro de la cámara de Trump. La noticia se dio a conocer el jueves.

La Casa Blanca requiere controles diarios de temperatura de cualquier persona que ingrese al complejo de la Casa Blanca y ha alentado el distanciamiento social entre los que trabajan en el edificio.