Los jóvenes cubanos Carlos Manuel Cruz-Torres y Yoslan Martínez Contreras acusados de tráfico ilegal de inmigrante, podrían correr con suerte de retardar el juicio en Estados Unidos, debido a que sus abogados defensores no encuentran hospedaje en los hoteles de la Isla, lo que ha retrasado el proceso de interrogación a los testigos.

«No se han hecho entrevistas, las partes tampoco saben cuándo el Departamento de Justicia arreglará el viaje a Cuba para hacer las entrevista. El único motivo del retraso es el alojamiento den habitaciones de hotel en Cuba para lo que queda de 2016», indican los papeles de la Corte.

Se ha informado que el juez sí tomó la demanda en consideración, pero se mantiene la fecha del juicio para el 5 de diciembre.