Suárez Pagán a la izquierda y Martínez a la derecha

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunció este domingo otro atropello por parte del represor cubano Dainier Suárez Pagán, en la provincia de Santiago de Cuba. Suárez Pagán ya ha sido denunciado con anterioridad por arremeter contra activistas políticos en forma de golpizas, y torturas físicas como también psicológicas.


Este pasado domingo, el activista Pedro Enrique Martínez, denunció en un video grabado a través del canal de youtube de UNPACU, que ya van dos ocasiones en que es atacado y maltratado física y mentalmente por Suárez Pagán.

«Me citó a la unidad de Policía del poblado de Dos Caminos y allí fui golpeado a puñetazos en el pecho, en el estómago, y patadas por las piernas», describió Martínez en el video.

«Me golpeó fuertemente con las manos abiertas en los oídos a punto de dejarme sordo (…) No cesó en todo ese tiempo de practicar todo tipo de burla, chantaje, ofensas contra mi persona», dijo el activista sobre la agresión.

Según Martínez, la primera ocasión en que el represor le golpeó fue en la Policía de Dos Caminos, el 19 de mayo de 2012. En aquella ocasión le detuvieron bajo acusaciones de regar octavillas con mensajes a favor de los derechos humanos.


La denuncia de Martinez, no es la primera contra Dainier Suárez Pagán, quien se va convirtiendo en un rostro represivo en el oriente del país. En enero de 2017 la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba – una organización encargada de identificar a las personas que ejercen la represión contra los opositores – lo senaló por abusos y violaciones.

«Tenemos acusaciones en contra suya que han sido emitidas por sus numerosas víctimas y vienen validadas por fotos, videos y opiniones médicas», advirtió entonces la organización, cuando le envió una notificación dejándole saber que estaban documentando evidencias de sus abusos contra activistas políticos.

La aparición mas reciente de Suárez Pagán la denunció Martí Noticias. El pasado 3 de agosto, el coordinador nacional de UNPACU, José Daniel Ferrer, fue detenido junto al chofer del movimiento, Ebert Hidalgo, tras un incidente con Suárez Pagán, quien acusó al líder opositor de atentar contra él y provocarle lesiones con el auto con que practicaba para sacar la licencia de conducción. Ferrer fue detenido acusado de «asesinato en grado de tentativa» y puesto en libertad 12 días después con un juicio pendiente.