Según estudio divulgado el lunes, el número de peticiones de asilo por “miedo creíble” aprobadas en las cortes de inmigración de EEUU ha disminuido drásticamente en los últimos seis meses, conforme a la política migratoria de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal.

En junio de 2018 sólo el 14.7% de los casos presentados recibieron aprobación en una corte, lo que se traduce en la mitad de lo que predominó en el último semestre del pasado año, de acuerdo a un reporte del Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), el centro de análisis de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.

En enero de este año las aprobaciones de estas peticiones constituyeron el 29.9%, al mes siguiente la cifra descendió a 17.9%, y en marzo llegó a un 12.8%.

De acuerdo a datos recopilados entre abril y mayo, las cifras ascendieron hasta llegar en ambos meses al 15.2% y 15.1%, respectivamente.


Dichas estadísticas muestran el sustancial cambio que se registra bajo la Administración de Donald Trump, y recordó que el mes pasado, Jeff Sessions, fiscal general del Estado informó que las víctimas de violencia doméstica, y de pandillas no calificarán para casos de asilo en Estados Unidos.

Para los solicitantes que pasan por “miedo creíble”, es un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) quien determina primero si el inmigrante tiene una justificación razonable, y si se le da la oportunidad de iniciar un proceso de asilo político ante un juez de inmigración.

Si la petición es rechazada, el inmigrante deberá entrar con inmediatez en un proceso de deportación, el fallo final de la corte es inapelable.

(Con información de Diario Las Américas)