Abuelo arrestado por cargos de homicidio negligente

El abuelo de la niña de 18 meses que murió al caer de sus brazos durante un viaje en crucero en Puerto Rico, se ha declarado culpable de homicidio negligente.


Salvatore Anello sostenía a su nieta en una ventana abierta del crucero cuando se le resbaló de las manos y cayó al vacío en el muelle de San Juan el pasado julio del 2019.

La caída fue desde el piso 11 donde la niña, Chloe Weigand, presuntamente jugaba con su abuelo antes de que este la cargara próximo a la ventana.

Anello, también conocido como Sam, inicialmente se declaró inocente cuando fue acusado por la fiscalía.

La familia habría presentado una demanda contra la línea de crucero alegando falta de medidas de seguridad.


Michael Winkleman, abogado de la familia Wiegand, dijo en febrero a NBC News que el abuelo presentó documentos para cambiar su declaración a cambio de un acuerdo que no incluía tiempo en la cárcel.

Anello, que residen en South Bend, Indiana, podrá cumplir su libertad condicional en ese estado, según Winkleman.

La sentencia será determinada en diciembre.