Multitud en la dulcería Doñaneli en Pinar del Río 

Justo cuando se aproximan las fiestas de fin de año, el problema de la alimentación en Cuba se agrava, autoridades en la Isla han atribuido el problema de la escasez del pan de barra (de 10 y 5 pesos), el huevo liberado o la carne de cerdo a que “la demanda sube hasta un pico inusual” por las fechas, cuando el consumo de comida se incrementa entre los nacionales, reporta Diario de Cuba. 


La ministra de la Industria Alimenticia, Iris Quiñones Rojas y el titular de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, estuvieron invitados a una Mesa Redonda Informativa de la televisión estatal, en la que respondieron supuestamente a las preocupaciones del pueblo. 

Según el ministro de la Agricultura, no se satisface nunca la demanda total, porque este no coincide con el Plan de la Economía, ya que “depende de la capacidad financiera, las importaciones, el proceso inversionista y la gestión”. 

Asimismo expresó que las causas fundamentales que han incidido en el estancamiento de la agricultura y ganadería, han sido el azote del huracán Irma el pasado año, y la tormenta subtropical Alberto en 2018. 

Rodríguez Rollero también mencionó “la ausencia de insumos básicos como fertilizantes, plaguicidas, alambres de púas para el desarrollo ganadero y neumáticos”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Si bien alabó “los buenos resultados de este año”, gracias a los cuales “se ahorraron entre 26 y 27 millones de dólares en sustitución de importaciones”, reconoció que en los últimos meses los mercados se han visto desabastecidos de carne de cerdo, y agregó que los precios todavía no son accesibles, también expuso que todavía se importa el 50% de arroz para el consumo de los nacionales. 

Sobre el cerdo que es el plato fuerte de los cubanos, prácticamente el año entero, con especial énfasis en diciembre, comentó:

“(…) Tenemos que producir más carne de cerdo y todavía somos muy dependientes de las importaciones de harina de soya y de maíz para el alimento del ganado porcino. En la misma medida que incrementemos la producción habrá una satisfacción de la demanda y podremos dar respuesta a los reclamos de la población”. 

El funcionario explicó que en el segundo semestre de 2018 no se alcanzaron los niveles de producción para garantizar la presencia del “huevo liberado” en los mercados.  

Admitió que el gobierno ha asegurado los cinco “huevos normados”  y los “regulados”, sin embargo no han sacado ofertas a la población para el que se vende a 0.90 pesos en moneda nacional. 

Diario de Cuba indicó que este diciembre, existe un faltante de huevos en la capital cubana superior a los 20 millones.  

Sobre la ganadería, Rodríguez Rollero detalló que el sector no se recuperará como los cultivos varios, ya que necesita más tiempo y financiamiento. 

Por lo que los planes del Gobierno no se verán satisfechos ni con la producción de carne vacuna, ni con la de leche. 

De acuerdo al titular, gran parte de la infraestructura se perdió durante “el período especial”, y recuperarla ha sido imposible por décadas de malas políticas y gestión en esa rama económica. 

Quiñones Rojas abordó la situación de la harina, que tiene a los cubanos haciendo largas filas afuera de las panaderías, para conseguir un alimento básico en sus dietas. 

Según la ministra, el Gobierno supo desde inicios de 2018 que resultaría imposible cumplir el plan de producción de harina en Cuba, y aunque importaron 30.000 toneladas del producto, no pudieron cubrir la alta demanda nacional. 

La Mesa Redonda confirmó que al cierre del año, el déficit de incumplimiento excederá las 70 mil toneladas. 

La titular admitió que la situación “ha incrementado las tensiones en cuanto a los suministros de la harina que aseguran el pan ‘normado’, el ‘liberado’ y otros productos de precios accesibles a la población como galleta y repostería”. 

“En los últimos días hemos vivido los momentos más tensos de todo el año en cuanto a suministros, lo que ha obligado a asegurar solo el pan de la canasta familiar, paralizando un grupo de producciones e incluso afectando las producciones de la Cadena Cubana del Pan en varias provincias por determinados momentos”, añadió la funcionaria. 

Rosalia Viñas, activista del Centro de Estudios “Convivencia” publicó unas imágenes hoy de la multitud en las afueras de la dulcería “Doñaneli” recaudadora de divisas en la provincia de Pinar del Río.

Hace unos días la periodista Yoani Sánchez publicaba fotos de las colas en una panadería del municipio Plaza.