Lugares cerrados en Miami. Foto: Cuba en Miami

A nivel nacional más de 6.6 millones de estadounidenses solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada, el doble con respecto al récord establecido una semana antes, lo que se traduce en que casi 10 millones de personas han sido despedidas en las últimas semanas, informa Local 10 News.


Mientras las solicitudes de desempleo se triplicaron en Florida, y llegaron a 227.000 la semana pasada, a medida que el Estado comienza a tomar medidas más severas para frenar el avance del Covid-19.

Una abogada laboral del sur de Florida, dijo que están escuchando que el desempleo nacional podría alcanzar entre el 20 y el 30%, y recordó que si llegara a más del 24 por ciento, sería la cantidad de desempleo que hubo durante la Gran Depresión de 1929.

Es probable que las cifras más recientes del Departamento de Trabajo ni siquiera estén capturando la imagen completa, ya que muchos floridanos continúan teniendo problemas incluso para comunicarse con el Departamento de Oportunidades Económicas del estado.

Ken Lawson, director ejecutivo del DOE, dice que con tanta gente presentando, está contratando a 70 miembros adicionales del personal más una compañía de llamadas externas para manejar el gran volumen.


De acuerdo al ejecutivo, nunca se configuró ese sistema para manejar ese nivel de necesidad.

Lawson firmó una orden el martes para renunciar temporalmente al período de espera de una semana, antes de que las personas puedan recibir los beneficios.

Una mujer que pidió no ser identificada dijo estar atascada, porque no ha tenido ingresos en las últimas dos semanas.

«Nuestras facturas todavía están llegando, las luces aún deben encenderse, mis hijos todavía necesitan comer, y no he podido localizar a nadie», explicó.