El 21 de octubre de 2017, Mary Bonneville, de 70 años, se encontró muerta dentro de su vivienda, situada en el 720 Ponce de Leon Boulevard, con heridas en el cuello y los hombros, según informe que los rescatistas del Condado Monroe revelaron esta semana.

Sin embargo a casi 10 meses de que la mujer fuese asesinada en su casa, y la vivienda incendiada, la policía continúa sin hacer ningún arresto.

Pero recién están saliendo a la luz algunos hechos significativos de cómo la asesinaron.

El cadáver de la anciana fue hallado cuando los bomberos acudieron, después de una llamada por incendio en la casa.


Bonneville tenía “heridas en el cuerpo que no parecían haber sido causadas por el fuego”, había dicho la policía de Monroe hasta el momento.

En noviembre pasado, las autoridades determinaron que se trataba de un homicidio, sin embargo la causa oficial de la muerte, no se ha dado a conocer por el Departamento de Medicina Forense.

La anciana tenía como rutina caminar desde su casa al local de la organización Veteranos de Guerras Extranjeras (VFW), en la milla 102 de la carretera US-1, donde bebía cerveza y jugaba poker, por lo que el crimen estremeció a Key Largo.

Cerca de las 10:00 pm del día de su muerte, un vecino llamó al 911, para reportar el incendio en la casa de Bonneville.

El caso es que todavía “continúa siendo una investigación activa y abierta”, según Adam Linhardt, portavoz del departamento.

El fiscal estatal de Monroe, Dennis Ward adelantó que dentro de muy poco podrían revelarse más detalles sobre el caso, recogió El Nuevo Herald, según las autoridades esperan el resultado de algunas pruebas de ADN.

Sin embargo los detectives han mantenido silencio sobre posibles sospechosos.

(Con información de El Nuevo Herald)